Disfruta nuestra última edición

#Wellness 10 señales de que eres una shopaholic

Actualizado: feb 22


Una cosa es rendirse ocasionalmente al impulso de comprar aquel reloj resplandeciente que te llama desde la vitrina, o un par de zapatos negros que le agregarán un toque de sofisticación a ese traje para ir al trabajo; y otra cosa es comprar compulsivamente cada vez que tengas la oportunidad.


Las compras sin lugar a dudas pueden resultar algo muy divertido y emocionante, y por supuesto, necesario, pero dejan de serlo cuando las deudas se convierten en un dolor de cabeza.


Fuente: Ohitfeelslikespring

Los psicólogos le llaman a esto oniomanía o compra compulsiva, y lo describen como una deseo desenfrenado de comprar sin ninguna necesidad real. ¿Te suena familiar? Si crees que es tu caso, posiblemente seas una compradora compulsiva.



Estas son 10 señales que te ayudarán a saber si eres una #shopaholic:


1. Tienes prendas sin estrenar en tu guardarropas. No se trata de ropa que te hayan regalado en algún cumpleaños sino de prendas que compraste hace varias semanas e incluso meses y todavía no le has quitado la etiqueta.


Fuente: Harpersbazaar

2. Las compras son terapia para ti. Cada vez que tienes un mal día quieres irte de compras porque "no hay nada que unos zapatos nuevos no puedan arreglar".


3. Por lo general compras cosas que no necesitas. Si tuviste que ir al mall a hacer una vuelta o encontrarte con tus amigas a comer, no pierdes la oportunidad de pasar por una tienda y comprar algo que no necesites sino que te antojaste apenas lo viste y muy probablemente sea de las que dice:"¡Mira esa blusa! La N-E-C-E-S-I-T-O!".


4. El banco es tu dolor de cabeza. Tienes deudas, gastas dinero que no tienes o que estaba destinado a otras necesidades y posiblemente no tengas ahorros.


5. Siempre estás pendiente de las ofertas. Eres la reina de las ofertas y tomas como excusa que estaba barato para comprarlo, aun cuando sabes que no lo necesitas. "Solo porque sea barato no significa que tengas que comprarlo".


6. La adrenalina se apodera de ti en cada compra. Cada vez que te acercas a la caja a pagar y ves cómo doblan la ropa y la guardan en una bolsa para ti, experimentas un rush de adrenalina que te hace completamente feliz. Te siente llena de energía y no has salido de la tienda cuando ya estás pensando en las mil formas en las que puedes usar esa nueva cartera. ¡Esa es la dopamina haciendo de las suyas!


7. Después de la compra viene el arrepentimiento. Cuando la adrenalina se va, llega la culpa y te das cuenta de que realmente no necesitabas ese estuche de maquillaje porque ya tienes otros tres en tu casa.


8. Sabes que tienes un problema de adicción a las compras. Estás consciente de que eres una verdadera shopaholic pero las compras te hacen sentir tan bien que no tienes intenciones de dejar de hacerlo.



9. Te da ansiedad cuando pasas días sin comprar. Es en este momento en el que sales corriendo de tu casa al mall o abres la página de tu tienda online favorita para unas compras desesperadas.



10. El mall es tu segundo hogar. Conoces el lugar de arriba abajo, sabes dónde están cada una de tus tiendas favoritas y hasta los vendedores te conocen a ti.


¡Si te identificas con al menos 8 de estas señales, eres en definitiva una shopaholic!


By Alexandra Velásquez


www.mikael-magazine.com | Ciudad de Panamá - Panamá | Todos los derechos reservados | Copyright 2019