Disfruta nuestra última edición

#SkinCare Cierra los poros para preservar la salud de tu piel


Hay muchos factores que influyen en la salud de tu piel: estilo de vida, estrés, contaminación, alimentación, tipo de piel, edad, sexo, tabaco, métodos anticonceptivos, entre otros. Estos, son algunos de los responsables de la deformación y la dilatación de los poros de tu piel.


Los poros visibles en la piel que se ven con más frecuencia en el rostro son los conductos de salida de las glándulas internas productoras de sebo, es por esta razón que si tienes piel con tendencia grasa, es posible que sufras más de poros visibles y dilatados. Esto se debe a que los poros se abren y se convierten en contenedores de dicha grasa y a su vez, se acumulan en ellos impurezas y células muertas, lo que da lugar a los poco deseados puntos negros.



Por suerte, la tecnología cosmética ha avanzado en la creación de productos que ayudan a reducirlos y evitar que la piel se vea brillante y grasosa. ¿Quieres conocer algunos de ellos? Continúa leyendo este artículo.



Pero lo primero que tienes que hacer, antes de acudir a algún producto dermatológico, es prestarle muchísima atención a tu cuidado y aseo personal:

  • Limpia tu cara todos los días, en la mañana y en la noche antes de acostarte, ya sea que hayas usado maquillaje o no. Lo mismo aplica con el protector solar, debes retirarlo muy bien.

  • Lava tu cara únicamente con agua fría.

  • Hidrata tu piel todos los días con cremas que no contengan aceite. Es un mito que si tiene la piel grasa no debes hidratarla, ¡es todo lo contrario!

  • Usa cremas, jabones y lociones especiales para tu tipo de piel, especialmente si es tendencia a grasosa.

  • Aliméntate sanamente, no olvides una buena cantidad de frutas y vegetales todos los días, especialmente aquellos ricos en vitamina A por sus propiedades antioxidantes.



Estos son los ingredientes que debes buscar en los productos para tu rostro; sin embargo, es muy importante que antes de aplicarte cualquier loción, consultes con un dermatólogo:

  • Ácido salicílico y productos matificantes y astringentes a la hora de limpiar tu rostro diariamente.

  • Ácido glicólico en exfoliantes (realiza esto cada 15 días).

  • Retino y ácido hialurónico, estos mantienen tu piel más firme.

  • Antioxidantes como la vitamina C, E y ácido Glicólico.



Existen también tratamientos especializados como la microdermoabrasión (elimina las células muertas superficiales, grasa y puntos negros acumulados, disminuye el tamaño de los poros, mejora la textura áspera del rostro y atenúa cicatrices) , micropeeling y el láser pero recuerda que antes de tomar cualquier decisión, debes verte con un especialista.



La compañía farmacéutica francesa, Bioderma, creó el "Sébium Pore Refiner", un tratamiento corrector de imperfecciones para poros dilatados y persistentes el cual se aconseja usar dos veces al día todos los días en la zona T antes de aplicar cualquier otro producto en la piel.



También puedes acudir a la madre naturaleza para tu skin care. Por ejemplo: exfoliar tu rostro con una mascarilla de miel y azúcar o una mascarilla de barro, limpiar tu cara jabón de carbón activado e ingerir alimentos ricos en vitamina C, E y antioxidantes.



Una piel lozana, hermosa y atractiva no depende solamente de nuestra genética, está en nosotros cuidarla con los cariñitos que se merece.


By Alexandra Velásquez


www.mikael-magazine.com | Ciudad de Panamá - Panamá | Todos los derechos reservados | Copyright 2019