Disfruta nuestra última edición

#MyStylist EcoTips. Shop your closet y ayuda al medio ambiente



En los últimos tiempos puede resultar muy difícil salir de compras y no entrar a una de las grandes cadenas de tiendas que ofrecen piezas desde $4,99. ¿Quién se ha podido resistir a esto?


Es súper atractiva la idea de comprar de manera fácil, rápida, cómoda y económica en estos almacenes, de eso no nos queda duda alguna; pero realmente muy pocas veces nos sentamos a pensar si este tipo de consumo es realmente sostenible.


El modelo de producción fast fashion está basado en la producción de colecciones cada 15 días, lo que significa que cada año se compran millones de toneladas de ropa en el mundo, de las cuales, muchísimas acaban en los vertederos, afectando el medio ambiente.



Hay estudios que indican que este tipo de ropa solo llegan a ser usadas unas seis veces, y la realidad es que en la actualidad ya hay suficiente ropa como para vestir durante varios años a las siete mil millones de personas que habitan el planeta.


La buena noticia es que hoy en día hay varias opciones para generar menos residuos textiles.


El primer paso comienza contigo, reduciendo el consumo. Pero si realmente necesitas completar tu armario, puedes hacerlo de manera consciente reduciendo tu huella en el medio ambiente.


Estos son cuatro pasos con los que puedes comenzar:


1. Intercambiar o compartir


Puedes optar por intercambiar o compartir piezas con amigos o familiares cuando necesites ropa para un evento determinado, en vez de comprar solo para la ocasión. Para algo más duradero lo ideal es participar en un intercambio. Hoy en día se ha puesto de moda y es lo que se conoce como swap. Se trata de cambiar prendas que apenas has utilizado por otras que te parecen más atractivas.



2. Reparar o modificar la ropa estropeada o que ya no utilizas


Personalizar tus prendas siempre es una buena opción, podrías hacerlo tú misma o acudir a algún taller de costura en donde podrían modificarlas por ti.



3. Donar las piezas que no usas


Hay diferentes organizaciones que se encargan de recoger ropa en buen estado cuyos dueños ya no utilizan y la venden en sus tiendas de segunda mano. Los beneficios son destinados a proyectos sociales.



4. Desechar


Esta sería la última opción y obviamente aplicable si la ropa está muy deteriorada, aunque la alternativa más sostenible es llevarla al punto limpio de tu ciudad, donde se gestionará adecuadamente.



Chicas, en esta época los #EcoTips a la hora de vestir son muy importantes para nuestro medio ambiente, siempre hay opciones para vestir bien sin generar más residuos y no es difícil desechar de la manera más sustentable aquella ropa que ya no te pongas.


Si se pone en práctica, el medio ambiente lo agradecerá.


"No es lo que tienes sino cómo usas lo que tienes lo que marca la diferencia".


By Maria Fernanda Lopez

Fashion Stylist

www.mikael-magazine.com | Ciudad de Panamá - Panamá | Todos los derechos reservados | Copyright 2019