Disfruta nuestra última edición

#BreakingPoint ¿Amor propio o miedo?


Teóricamente en el universo hay 2 energías básicas, por un lado, está el amor y su opuesto es el miedo, y todas las emociones y/o sentimientos nacen de estas 2 energías fundamentales.

Basándonos en esta primicia, las preguntas que vienen a mi cabeza son:


  1. ¿Hago la mayoría de las cosas en base al amor o mis reacciones nacen desde el miedo?

  2. ¿Hago las cosas evitando un escenario desagradable en el futuro?

  3. ¿Hago las cosas pensando que me va a hacer bien o a otra persona sin pensar en evitar posibles consecuencias desfavorables en el futuro?

  4. ¿Qué tan favorable resulta para mi hacer las cosas desde el amor?

  5. ¿Qué tan favorable resulta para mi hacer las cosas desde el miedo?

  6. ¿Qué tan feliz me hace reaccionar desde el miedo?

  7. ¿Es posible aceptar que el miedo es natural pero que puedo obviarlo y actuar desde el amor?


Reflexionando un poco acepto que la mayoría de mis acciones nacen del miedo, nacen de evitar un escenario no agradable en el futuro, nacen de un miedo inconsciente y automático al rechazo, a la no aceptación, a equivocarme…. pero ¿qué es equivocarse?, este es el concepto de Error en Wikipedia:


“En filosofía, es la equivocación en un acto, escrito o trabajo. En general, se denomina error a todo juicio o valoración que contraviene el criterio que se reconoce como válido, en el campo al que se refiere el juicio


Coloqué en negrita las palabras relacionadas a las opiniones externas a mí, puedo concluir entonces que equivocarse o errar tiene que ver con el punto de vista de alguien o de un grupo de individuos que están de acuerdo con una posición. Si es así, entonces errar es relativo, depende del observador, entonces el miedo puede estar muy relacionado con lo que la sociedad considera correcta o incorrecta. Creo que estamos todos de acuerdo que la sociedad constantemente no toma las mejores decisiones.



Reflexionando un poco más, me doy cuenta de que muchas decisiones en mi vida han sido resultados de lo que mi entorno considera correcto; he puesto de primero, segundo y tercero la opinión otros y me he anulado como individuo, he anulado la posibilidad de siquiera preguntarme si lo que estoy haciendo me hace feliz, o si es lo que de verdad quiero.


Considero desfavorable tomar como base el miedo para vivir, nos hace aceptar ideas que no nos favorecen, nos hacen sufrir y nos hacen perder el tiempo de ser realmente felices.


Tengo la bendición de rodearme con ciertas personas que el miedo no los domina y los admiro porque son personas con una seguridad increíble, con estados de ánimo super elevados, son personas que atraen muchas oportunidades beneficiosas. Han habido pocos momentos donde he ignorado el miedo y he actuado en base al amor y han sido experiencias llenas de libertad, de una dicha increíble y de un sentimiento espectacular de expansión de mi corazón, estoy seguro que fuese infinitamente más feliz si la mayoría de mis decisiones se basaran en el amor, estoy seguro que la vida de una u otra manera se encargaría de darme lo que en verdad me hace feliz, considero que es tener la convicción o la fe de que todo saldrá bien porque haría todo desde el amor.



Entonces, ¿Es posible ser consciente del miedo, aceptar que es natural sentirlo, pero que no me controla?, muchas veces es poco probable que esa situación que estamos evitando en el futuro de verdad la experimentemos.


Me gustaría terminar con una analogía que escuché de un monje en india cuando hablaba del miedo.


“Considera un pintor que empieza a dibujar en su atril un tigre, es tan bueno que hace muy real al animal, dibujando con muy buena precisión las garras, las rayas, el pelaje, los ojos y los dientes. El pintor al terminar la obra maestra se queda viendo el trabajo terminado y empieza a gritar muerto de miedo y huye porque cree que el animal es real”. Esto es lo que hacemos nosotros con nuestros miedos, empezamos a darle tanta precisión y tanto detalle que creemos que es real y reaccionamos como el pintor de algo que no es real.



Deseo que cada vez seamos más conscientes de que nuestros tigres no son reales y que podamos distinguir lo que verdad nos hace felices y poder vivir según nuestros propios conceptos.


By Lazlo Vandor.

www.mikael-magazine.com | Ciudad de Panamá - Panamá | Todos los derechos reservados | Copyright 2019