Disfruta nuestra última edición

#Wellness Abdominales de acero. 5 ejercicios para alcanzarlos


Hacer del ejercicio un hábito no es tarea fácil pero tampoco algo imposible de lograr. Cuidar de nuestra salud física no solo nos beneficia en nuestro aspecto, también nos ayuda con nuestro bienestar psicológico.


Los expertos recomiendan por lo menos media hora de actividad física diaria, como ejercicio aeróbico al aire libre para el bienestar físico y mental, pero si buscas algo más que eso y quieres tonificar por completo tu abdomen, continúa leyendo el artículo porque encontrarás 5 ejercicios fáciles de hacer en casa para lograr abdominales de acero.


Ejercicio #1: Elevaciones en silla


Siéntate en una silla y apoya la columna formando un ángulo de 90 grados con el espaldar, luego apoya las manos en el asiento y comienza a hacer elevaciones de rodilla y vuelve a la posición inicial. Haz 3 series de 20 repeticiones. Toma un break de 1 minuto entre cada serie.


Ejercicio #2: Plancha


Para este ejercicio es recomendable que utilices un mat para que no te lastimes. Acuéstate boca abajo y apoya en el suelo los antebrazos desde los codos hasta las manos. Los codos deben estar a la misma altura de los hombros. Luego estira las piernas y apoya la punta de los pies en el suelo. Debes quedar en una posición de plancha con la espalda completamente recta.


Comienza el primer día intentando mantenerte arriba unos 20 segundos y cada día suma 10 segundos más. ¡Te sorprenderá lo que serás capaz de aguantar cuando pasen unas semanas!


Ejercicio #3: Elevación de piernas


Acuéstate en el suelo mirando hacia arriba y estira el cuerpo colocando tus manos con las palmas hacia abajo y pégalas al suelo, a la altura de tus glúteos. Después levanta lentamente las piernas y apunta hacia el cielo. Intenta formar un ángulo de 90 grados. Luego baja los pies pero esta vez no toques el piso. Déjalos a unos 10 cm del suelo y mantén esa posición. Realiza dos series de 15 repeticiones de este ejercicio.


Ejercicio #4: Bicicleta


Recuéstate boca arriba con los brazos detrás de la nuca. Eleva la cabeza y mantén los codos hacia fuera. Acerca una rodilla al pecho mientras intentas tocarla con el codo del lado opuesto sin dejar de formar una línea recta entre los codos y los hombros, de tal forma que te veas obligado a girar el torso cada vez. Comienza despacio, alternando con cada pierna y luego acelera el ritmo sin contener la respiración y manteniendo el abdomen contraído.


Ejercicio #5: Elevación de pelvis


Acuéstate con las rodillas flexionadas mirando hacia el cielo, brazos relajados a los costados y pies apoyados en el piso. A continuación, sube tu pelvis hacia el techo separando la parte baja de la espalda unos centímetros del suelo. La parte alta debe quedar pegada al suelo y las palmas de las manos también. Cada vez que eleves la pelvis debes tener los glúteos contraídos, y al bajar, no apoyes la parte baja al suelo, mantenla unos centímetros alejada del piso. Realiza dos series de 20 movimientos.


Este ejercicio es ideal para trabajar no solo los abdominales sino también los glúteos.


No olvides la importancia de una dieta balanceada, baja en azúcares añadidos y tomar mucho pero mucha agua para potenciar los resultados del ejercicio.


By Alexandra Velásquez


www.mikael-magazine.com | Ciudad de Panamá - Panamá | Todos los derechos reservados | Copyright 2019